Manifiesto relacionado con el Parque Nacional de Picos de Europa

Vista la deriva que está tomando la gestión del Parque Nacional de Picos de Europa, desde A.N.A. suscribimos el manifiesto colectivo siguiente:

 

LA AGONIA DEL PARQUE NACIONAL DE LOS PICOS DE EUROPA

 

El Parque Nacional de los Picos de Europa cumple 100 años. Este hito debería servir para que las administraciones públicas realizasen gestos encaminados a un mayor esfuerzo en su conservación. Lejos de esto, asistimos a lo que puede ser el anuncio de su agonía.

La Dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa remitió hace unos días al Patronato del mismo un documento con el título “Protocolo de regulación de la población del lobo ibérico”. Este documento pretende confirmar la eliminación de lobos de un modo automático, permitiendo las batidas como procedimiento para la eliminación de ejemplares, en las que además puedan participar particulares ajenos a las labores de vigilancia y gestión del propio Parque. Estamos ante un ‘protocolo’ que en realidad tiene la organización de un ‘plan de caza’, un plan cinegético, basado en el establecimiento de porcentajes de animales a matar independientemente de que se produzcan daños o no. A ello se suma el hecho de que, al hablar de “controles excepcionales” (añadidos a los cupos fijados), queda a criterio de la Dirección del Parque la interpretación de lo que son ataques “intensivos y reiterados”.

La caza es una actividad, como tal, prohibida en los Parques Nacionales y, el de Picos de Europa ha sido, hasta fechas recientes, el único Parque Nacional con lobos. Esta importante singularidad parece irrelevante para quienes impulsan estas (des)medidas y que, sin embargo, estarían obligados a velar especialmente por la conservación en un espacio que supuestamente estaría dotado de eficaces medidas de protección ambiental.

Lo que por otro lado resulta chocante del documento/protocolo que se presenta es su propuesta unánime por parte de las tres Administraciones implicadas en el Parque Nacional (Asturias, Cantabria y Castilla y León). Unanimidad sorprendente porque el pasado diciembre las tres Comunidades dispusieron a información pública de manera simultánea su propuesta de modificación del actual régimen de gestión del Parque Nacional, fracturando la escasa coordinación y proponiendo la creación de hecho de tres Parques Nacionales, cada uno con su propio director, con su propio personal y sus propios objetivos de gestión. La idea que transmiten es la de ‘queremos separarnos pero para matar lobos nos ponemos de acuerdo’.

Las organizaciones abajo firmantes queremos manifestar nuestro rechazo al protocolo presentado y pedimos a la Dirección del Parque que se elabore un nuevo documento centrado en la protección de la especie dentro del Parque Nacional y que contemple medidas de mejora del sistema de pago de los daños y de prevención y gestión ganadera, así como de seguimiento e investigación sobre la especie.

Igualmente, si la encomienda general de conservación del patrimonio natural del Parque Nacional, y en particular la gestión de los lobos, continuaran la deriva actual, manifestamos nuestra firme disposición a dar traslado a las instancias nacionales e internacionales que consideremos oportunas, de la denuncia de lo que consideramos claramente una vulneración de los principios de conservación de un espacio natural excepcional, integrado en la Red Natura 2000 y declarado ZEC, ZEPA y Reserva de la Biosfera.

La evaluación de la trayectoria de gestión seguida en el Parque Nacional de los Picos de Europa supone la más triste celebración del centenario del que fue el primer Parque Nacional declarado en España. Y no estamos en disposición de permitirlo.

 

 

 

 

Anuncios

Comparecencia parlamentaria en relación con la modificación del Parque de Redes

Hoy tuvo lugar en el Parlamento Regional la comparecencia de Gloria García Nieto, miembro de A.N.A. y representante de los grupos ecologistas en la Junta del Parque Natural de Redes, con motivo de la modificación prevista de la Ley 8/96 de declaración del Parque Natural de Redes. Gloria, lo resumió en siete puntos:

  1. Entendemos que el objetivo que se persigue con la propuesta de modificación de la Ley 8/96 de declaración del Parque Natural de Redes es que se permita la navegación en sus embalses.
  2. Los colectivos conservacionistas, a quienes represento en la Junta del Parque, ponemos de manifiesto, en primer lugar, que la modificación de la Ley no tiene sentido ni es necesaria para lograr dicho objetivo. Modificar su artículo 1º, referido a la declaración del espacio protegido y su finalidad daría a entender que la navegabilidad de sus embalses es una importantísima finalidad por las que se declara el espacio protegido, lo cual es en sí mismo un disparate.
  3. En segundo lugar, dado que la única mención normativa que impide la navegabilidad de los embalses está en dos líneas del IGI, bastaría con suprimir la palabra “embalses” de dicho texto y añadir un párrafo en el que se explicite la navegación en el embalse de Tanes como un uso autorizable con las limitaciones que se consideren adecuadas para que ello fuera compatible con los objetivos fundamentales de declaración del espacio protegido, integrado en la RED NATURA 2000 y lo que ello significa.
  4. Con estas premisas y el convencimiento de que la navegabilidad del Embalse de Tanes nunca será el revulsivo que necesita Redes para asegurar el desarrollo sostenible y digno de ese territorio y sus gentes, no nos oponemos al uso lúdico de dicho embalse siempre que no comprometa el estado de conservación de todo el ecosistema implicado y la calidad de sus aguas.
  5. Así pues, nuestra posición es que para autorizar la navegación, siempre sin motor, en el embalse de Tanes, no es necesario modificar la Ley de declaración del Parque y bastaría con un cambio en el IGI, de todas formas preceptivo.
  6. Siguiendo con nuestras consideraciones, es imprescindible el tener en cuenta las posibles afecciones al medio. Impactos ambientales y riesgos que obligan a prever en la norma una la vigilancia estricta y permisos de navegación restrictivos:
    • NO se debe permitir la construcción de infraestructuras que afecten a los ecosistemas del embalse y su entorno (ni pantalanes ni zonas de embarque/desembarque, ni construcción de accesos,… cero obras en el entorno.
    • Embarcaciones controladas de uso exclusivo en el embalse de Tanes (para evitar introducción de especies alóctonas cuyos huevos o semillas podrían llegar adheridas a los cascos) y limitación de su nº. Pudiera haber también algún momento de prohibición (para evitar molestias puntuales a la avifauna e ictiofauna que pueda verse afectada)
  7. Y, finalmente, señalar que consideramos el embalse de Rioseco no apto para la navegación: muy pequeño, con zona de turbinas y rápidos cambios en el nivel de agua, debido al aprovechamiento eléctrico del sistema Tanes-Rioseco. Este embalse dispone de instalaciones para la observación de aves, que son en sí mismas un recurso con gran potencial y muy poco valorado.

 

La importancia de la Red Natura 2000 para Asturias

Hoy aparece en La Nueva España, edición para suscriptores, una entrevista a  Carlos Lastra, presidente de A.N.A.

De la que destacamos:

¿En qué situación se encuentra Asturias? En el año 2014 el gobierno asturiano aprobó los IGI de todos los espacios de la Red Natura 2000; los planes, por tanto, fueron aprobados a tiempo, pero a la carrera, sin evaluaciones previas ni participación pública en su elaboración y, como las prisas son malas consejeras, hemos tenido como resultado planes que difícilmente cumplirán con su cometido. El caso del IGI de Cangas del Narcea, Degaña e Ibias es particularmente grave, ya que debido a la deficiente zonificación no asegura la protección de diez zonas de especial interés para el Oso Pardo: amplias áreas sumamente sensibles por la presencia habitual de osas con crías, con episodios de celo o con oseras de hibernación, o enclaves como arandaneras o robledales y hayedos muy utilizados por los osos resultan accesibles en su totalidad por cualquier persona a pie o con vehículos no motorizados, lo que supone un grave riesgo de afección sobre la especie, e incluso de conflictos entre humanos y osos. Tampoco regula de forma adecuada la observación de osos, una actividad que va en aumento y que puede suponer una oportunidad para la economía de la zona y para la conservación la especie, pero que precisa una regulación que evite las interferencias negativas con los ejemplares observados y molestias a la población osera.

Dejamos unas fotos con la entrevista completa:

Captura de pantalla 2015-06-22 a las 11.30.56

Captura de pantalla 2015-06-22 a las 11.31.09

ORO NO: nota de prensa

La Plataforma ORO NO nos envía una nota de prensa que se remitió a los medios de comunicación con fecha 2 de septiembre y que compartimos. El título de la misma es:

ORO NO PRESENTA DENUNCIA CONTRA EL CONSEJERO DE ECONOMÍA Y EMPLEO GRACIANO TORRE POR PRESUNTA PREVARICACIÓN EN RELACIÓN CON LA NO INCOACIÓN DE EXPEDIENTE SANCIONADOR POR FLAGRANTES INFRACCIONES COMETIDAS POR ASTURGOLD(EMC)

orono

El Espartal, nota de prensa

Hace algo más de dos años, en enero de 2011, los grupos conservacionistas y ecologistas asturianos hicimos pública nuestra posición, valorando el conjunto que forman el Campo dunar de L’Espartal, el tramo final del río Raíces y los acantilados meridionales a ambos lados, en los territorios no alterados, como un conjunto absolutamente singular en toda la costa asturiana, hasta ahora injustamente postergado.

Sigue leyendo

falta de rigor

así es como figura el titular de la noticia publicada en lne occidente, en crónica de Tania Cascudo, de la que entresacamos:

Por su parte, Astur Gold ha salido al paso de las críticas de las agrupaciones ecologistas lamentando la «falta de rigor de reducidos colectivos que, bajo la apariencia ecologista, poseen un radicalismo estéril y paralizante, nada acorde con los tiempos, en los que es necesario compatibilizar el desarrollo de actividades generadoras de empleo con el mayor respeto al entorno». La empresa minera ha reiterado su «firme voluntad de cumplir escrupulosamente las prescripciones medioambientales» y defiende la «profesionalidad, objetividad y defensa de los intereses generales» con las que trabaja la Administración.