LOS MONTES, LOS INCENDIOS, LOS PAISANOS Y TODO LO DEMÁS

Este es el título que lleva una carta publicada el 24 de diciembre en el diario La Nueva España, cuyo autor es Joaquín Arce Fernández, y que queremos compartir. Hoy aparece la contestación del señor Rodríguez Vigil en el citado diario, pero está en formato para suscriptores y no podemos poner el enlace.

De ella resaltamos

¿Privatizar los montes es adecuado y evita los incendios? Desde luego que no. Los montes, al igual que el mar, la atmósfera o los ríos, producen muchos más bienes públicos (aire limpio, agua potable, clima, biodiversidad, paisaje, etc) y más valiosos, que bienes privados para el mercado (madera o pastos). Por tanto no hay demasiados montes públicos, sino lo contrario. Si son bienes públicos deben ser gestionados por los poderes públicos. Y si se pudiera, habría que comprar más (acuérdense, por ejemplo, del Naranco). La propiedad privada no evita los incendios (se invierte menos en prevención), compromete la libre circulación por los montes y el mantenimiento de la biodiversidad, la riqueza ambiental, y la salud y perjudica a la equidad y la cohesión social. Los montes que se han quemado estos días en el valle del Navia y en otros sitios seguramente son privados en su mayor parte, no públicos.

incendio

Anuncios

Marcha por el Naranco

Ayer se celebró la primera marcha por el Naranco en la que participaron bastantes personas en las dos modalidades (bici y andando). La noticia viene recogida en el diario lne

Varios biólogos se sumaron a la marcha y aprovecharon la ocasión para hacer de guías. Enrique Fernández, miembro de la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza y del partido ecologista Equo, explicó la variedad arbórea en cada parada. Los avellanos, los sauces y los robles comparten espacio con otras especies introducidas por el hombre, como los eucaliptos, los chopos o los pinos.

os dejamos unas fotos que hizo Kike

WP_001323

WP_001309WP_001287