nota de prensa sobre incendios forestales

Los diarios regionales en su versión digital se han hecho eco de la nota de prensa, lo cual agradecemos, elaborada por nosotros en relación con los incendios forestales en la sociedad asturiana.

LOS INCENDIOS FORESTALES DE ORIGEN GANADERO SON A LA SOCIEDAD ASTURIANA COMO EL NARCOTRÁFICO A LA MEJICANA 

Más de 254 incendios provocados en una semana, 4 de ellos GIFs (grandes incendios forestales de más de 500 Has), miles de hectáreas quemadas, graves daños ambientales, erosión con pérdida de suelo, pérdidas económicas y lo que también es muy grave, cientos de delitos cometidos en el plazo de una semana con impunidad y desprecio a la ley y con la complicidad de otras personas y de una parte de la clase política asturiana.

Si en una semana hubiera habido en Asturias 254 delitos graves de otro tipo la sociedad estaría indignada, se exigirían responsabilidades inmediatas y habría manifestaciones a diario. Pero hay 254 delitos de incendios forestales provocados y la gente sigue tan tranquila. Sabe que, en unos días lloverá y nos olvidaremos.

Los incendios forestales son a la sociedad asturiana como el narcotráfico a la sociedad mejicana o la colombiana, o como la corrupción a la clase política española, es decir, algo consustancial y asumido, aceptado y tapado por una parte importante de la sociedad, pese a lo que digan el sentido común, el código penal, la economía y la ciencia, lo que dificulta enormemente los esfuerzos para acabar con esas prácticas dañinas y delictivas. Sigue leyendo

Anuncios

¿Por qué arden, año tras año, los montes del noroeste de España?

Este es el título de un escrito que nos ha llegado el lunes 24 y que apoyamos desde A.N.A.

El texto es largo pero no tiene desperdicio.

La respuesta es bastante simple: porque hay quien tiene intereses en la economía del fuego.

A estas alturas, a nadie medianamente informado y cabal, se le ocurre dudar del origen intencionado de prácticamente la totalidad de los incendios que se producen en la “España húmeda” (Galicia, Asturias, Cantabria, León, Burgos, Palencia, Zamora,…). También ha desaparecido la idea del pirómano lunático que disfruta con la visión del fuego devorando las laderas. Hoy en día quien permite que se incendien y que ardan los montes es la economía cortoplacista del fuego. Sigue leyendo