Acerca de asturnatura

llevamos mas de 40 años defendiendo la naturaleza asturiana

La Directiva Marco del Agua no se modifica

Esta semana la Comisión Europea ha dado la razón a la sociedad civil y ha comunicado oficialmente su decisión de no modificar la Directiva Marco del Agua y de dedicar sus esfuerzos a que los Estados pongan en marcha las medidas necesarias para proteger y mejorar la salud de los ríos, humedales y acuíferos.

Así comienza el comunicado de las 138 organizaciones, entre los que estamos nosotros, y por ello solicitan al Ministerio para la Transición ecológica y el Reto Demográfico que este potente mensaje de la Comisión Europea debe reflejarse reorientando la revisión del tercer ciclo de planificación ya iniciado.

Actos en Asturias en el Día Mundial del Medio Ambiente 2020

Este viernes 5 de junio se celebra el día Mundial del Medio Ambiente y desde Asturies pol Clima, plataforma que agrupa a numerosas organizaciones sociales y sindicales de Asturies, queremos lanzar un mensaje para una transición justa en estos momentos de crisis sanitaria y climática. Por eso os hacemos llegar nuestro manifiesto para esta jornada. 

Además os invitamos a estas actividades:

    • Acción digital 📷 todo el día 5 de junio en las redes sociales: fotos con carteles con tu aportación “Frente a la emergencia climática… yo voy en bici/ tengo un huerto/ compro productos locales” #5JAsturies2020 #TransformaciónJusta #JusticiaSocialyAmbiental
    •  Una actividad virtual 💻 el viernes 5 de junio a las 19h que se podrá seguir en el canal de youtube de Asturies pol Clima o escribiendo un correo electrónico a asturiespolclima@gmail.com
    •  Una actividad presencial 👤 el sábado 6 de junio a las 19:45 en el Naútico de Xixón. El aforo será limitado por seguridad y hay que apuntarse en este enlace.

SOBRE LA MUERTE DEL OSO CACHOU

SOBRE LA MUERTE DEL OSO CACHOU Y LA PROPUESTA DE TRASLADO DE OSOS CANTÁBRICOS A PIRINEOS

imagen sacada de Público

La mueca sardónica del cadáver de Cachou abona la hipótesis de que pudiera haber muerto envenenado.. AGENTS RURALS. Zaragoza, 27 abril, 2020. Público.

La muerte en los Pirineos del oso Cachou ha desencadenado toda una serie de manifestaciones por parte de algunos responsables políticos y colectivos sobre las cuales las asociaciones de conservación de la naturaleza del ámbito cantábrico abajo firmantes queremos ofrecer nuestra opinión.
Primeramente mostrar nuestro pesar por la muerte del oso Cachou en circunstancias aún no aclaradas. Rechazamos el intento por parte del Consell Generau d’Aran de adelantarse a los resultados de la necropsia achacando la muerte del oso a la “pelea con otro oso”. Solicitamos que la necropsia se realice con todas las garantías ya que solo así ofrecerá información veraz sobre las causas de la muerte del animal.
El oso Cachou formaba parte del proyecto de reintroducción de osos en Pirineos iniciado en 1996. Se trata de un proyecto pionero en el ámbito europeo de reintroducción de un gran carnívoro. Tal reintroducción debería formar parte del objetivo de conservación y reconstrucción de la funcionalidad de ecosistemas naturales en Pirineos, y servir de ejemplo para otros lugares de los que han desaparecido otros grandes depredadores (lobos, linces,…).
El oso Cachou era un macho de 6 años y estaba considerado como un animal importante sobre él que reposaban expectativas de mejora de las condiciones genéticas y demográficas de la población pirenaica de osos. La sustitución de ese oso debería ser, por tanto, una labor a considerar.
Sin embargo, algunos colectivos del ámbito pirenaico español y francés solicitaron recientemente que se “utilice la oportunidad, si se presentara, de la recuperación de un joven oso cantábrico en dificultad, para translocarlo, una vez restablecido, desde la Cordillera cantábrica a los Pirineos, para compensar la muerte del oso Cachou y fortalecer la variabilidad genética de la población de osos en el Pirineo”. Desconocemos que esta opción haya sido valorada de manera argumentada y formal por alguna entidad, particular o administrativa, o por los grupos de trabajo existentes.
Las entidades abajo firmantes opinamos que dicha solicitud ha sido poco meditada, por las siguientes razones:

    • En primer lugar, el oso pardo está considerado en “peligro de extinción” en la Cordillera Cantábrica. De hecho, la situación demográfica de la subpoblación oriental cantábrica es crítica y parece contar con menos efectivos que toda la población pirenaica de osos.
    • En segundo lugar, la sustitución de ese oso debería ser una labor a considerar más allá de que pueda darse la “oportunidad” de que aparezca un “oso cantábrico en dificultades”. La sustitución no puede depender de acontecimientos azarosos y debería realizarse con animales en buen estado físico y comportamental. Por otro lado, una estrategia de reforzamiento a medio y largo plazo no puede depender de ejemplares procedentes de poblaciones en peligro de extinción.
    • En tercer lugar, la propuesta de introducción de ejemplares cantábricos parece aceptar de forma implícita el discurso promovido desde algunos sectores ganaderos y políticos que han criticado el proyecto de reintroducción fundamentándose en una supuesta “ferocidad” de los animales traslocados desde Eslovenia. Esto nos parece grave, ya que este discurso está muy lejos de la realidad, como así lo demuestran los trabajos científicos. Los osos en Eslovenia son de los osos que menos daños ocasionan en Europa. Si bien es cierto que la tasa de daños en la vertiente francesa de Pirineos es de las más altas de Europa, en la vertiente española sucede al contrario. Las tasas de daños sobre el ganado no dependen de la procedencia de los osos y sí del manejo del ganado y la adopción de medidas preventivas.

Creemos por tanto que la propuesta realizada de trasladar osos cantábricos para refuerzo de las poblaciones pirenaicas merece una discusión más serena y argumentada. Consideramos que una mesa de debate y reflexión de colectivos de conservación de la naturaleza del ámbito cantábrico y pirenaico puede ser el marco adecuado para tratar este tema.

Las entidades que se adhieren a este documento el día cuatro de mayo de 2020 son:

  • Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica (PDCC)
  • Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
  • Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (ADEGA)
  • Asociación para el Estudio y la Protección de la Naturaleza (URZ)
  • Coordinadora Ornitolóxica d’Asturies (COA)
  • Ecologistas en Acción de Castilla y León
  • Ecoloxistes n’Aición d’Asturies
  • Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN)
  • Grupu d’Ornitoloxía Mavea
  • Asociación Asturiana d’Amigos de la Naturaleza (ANA)
  • Asociación para el Estudio de la Montaña CRYOSANABRIA
  • Biodevas Asociación Medioambiental
  • Colectivo Ecologista de Avilés
  • Filón Verde
  • Instituto para la Calidad y la Educación Ambiental (INSCEAM )
  • Geotrupes

 

 

Protección para los humedales acuáticos

 

LAS ENTIDADES FIRMANTES SOLICITAN A ESPAÑA, COMO ESTADO MIEMBRO, QUE APOYE LA PROTECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LOS ECOSISTEMAS ACUÁTICOS Y PROMUEVA LOS EMPLEOS SOSTENIBLES Y EL CRECIMIENTO VERDE

Cuatro colectivos asturianos hemos tenido la oportunidad de sumarnos a esta iniciativa del Centro Ibérico de Restauración Fluvial-(CIREF) que se plantea a partir del 22 de abril día de la Tierra; en concreto: Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza, Asociación Biodevas, Ecoloxistes n’Aicion d’Asturies y Greenpeace Asturias. Lo hacemos satisfechos porque compartimos el sentido y contenidos de la misma, que responde lógicamente a las problemáticas de nuestros ríos y humedales: la defensa y preservación de estos fundamentales y complejos ecosistemas requieren del compromiso positivo de la ciudadanía y las instituciones desde lo global a lo local, también en Asturies.

El texto es el siguiente:

El amplio consenso a nivel internacional sobre la necesidad de conservar nuestro planeta azul y su biodiversidad podría verse entorpecido gravemente por la crisis sanitaria y podría llevar a un deterioro medioambiental incluso superior al de antes de la crisis. El cambio climático aún se mantendrá por muchas décadas, pero los efectos del cese de actividad humana han demostrado cómo se puede evitar. Las entidades firmantes señalan que tenemos que seguir esta enseñanza y aprovechar las nuevas oportunidades para reorientar la inversión para la recuperación económica.

Los países del sur de Europa, que además de ser los más vulnerables al cambio climático, han sido también algunos de los más afectados por la pandemia del COVID 19, tenemos la obligación, en un escenario post-coronavirus, de liderar la recuperación de nuestras economías de una forma modélica, y demostrar al mundo que otro modelo social y económico es necesario y factible, basado en la sostenibilidad ambiental y socio-económica, y en el respeto a la naturaleza.

La salud humana está íntimamente ligada a nuestro entorno natural, por lo que ecosistemas sanos contribuyen a una mayor resiliencia ante pandemias u otros fenómenos del cambio global que nos amenazan. Y a la cabeza de esos ecosistemas se encuentran los medios acuáticos, los más amenazados del mundo.

Los ríos y humedales han sido señalados por los expertos como los mayores proveedores de servicios ecosistémicos. Son sumideros de carbono y estabilizadores climáticos esenciales a escala mundial. Ejercen un papel importante en la mitigación de las inundaciones y las sequías, nos proveen de aguas limpias, protegen las costas y recargan los acuíferos subterráneos, sustentan una gran geodiversidad, desempeñan un papel imprescindible en el paisaje al proporcionar hábitats únicos y en la prestación de servicios recreativos y culturales a la sociedad. Sin embargo, los ecosistemas acuáticos son los que más agresiones reciben en todo del mundo. Cuidarlos y restaurarlos es muestra de madurez y responsabilidad hacia las generaciones futuras y además una estrategia inteligente y rentable.

Por ello, los y las firmantes de este comunicado creemos que es posible la visión post COVID19 de una península Ibérica sostenible, apoyada en una economía baja en carbón y con unos sistemas acuáticos saludables y repletos de biodiversidad. Por ello debemos:

  • encontrar nuevos modelos de producción agraria con menor consumo de agua y capacidad erosiva, reducir la explotación de los acuíferos, planificar el desarrollo urbanístico fuera de los terrenos inundables y respetar la biodiversidad ligada a los ríos y humedales. De esta forma, la extracción y reutilización de agua o la obtención de energía hidroeléctrica no deben deteriorar nuestros ecosistemas acuáticos.
  • potenciar la educación ambiental y la investigación, fundamentales para lograr un nuevo modelo económico y social.
  • afrontar este reto en el próximo ciclo de planificación hidrológica y el Plan Estratégico de la nueva política agraria de la Unión Europea (PAC) a través de medidas que faciliten la conservación y recuperación de los ecosistemas acuáticos para las siguientes generaciones. La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado 2021-2030 la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas.
  • potenciar inversiones públicas dirigidas a la innovación y en soluciones basadas en la naturaleza, apoyando a los sectores más sostenibles y a las regiones medioambientalmente más vulnerables o en transición ecológica.
  • involucrar al sector financiero mediante el fomento, desarrollo e implementación de planes de inversiones sostenibles (en energía renovable, conservación y restauración de espacios naturales, regadíos eficientes, etc.).
  • impulsar la formación dirigida hacia los empleos sostenibles, el crecimiento verde y el fomento de una forma distinta de vida, porque la naturaleza ya nos ha mostrado que la única forma de vida posible es aquella en la que se armoniza con nuestro planeta. Según la OMS, 3 de cada 4 empleos dependen del agua, que se debe considerar como un eje fundamental de la economía verde y circular (OMS, “Water, Sanitation, hygiene, and waste management for the covid-19 virus”, 19/3/2020).

Asturias, 30 de abril de 2020

Acción Global por el Clima manifiesto asturiano

 

Para Asturies, como no podía ser de otra manera y al igual que al conjunto del mundo conocido, la crisis del COVID19 implica un escenario nuevo y tremendamente traumático para el conjunto de las personas quela habitamos. Esta pandemia nos trae sufrimiento y muertes, representado un reto enorme para nuestro sistema sanitario y social, provocando una gigantesca devastación de la economía y la vida de las personas; poniendo en evidencia las principales miserias del capitalismo y globalización neoliberal, política y culturalmente hegemónicos desde hace décadas, de una forma que ninguna crisis conocida por las actuales generaciones lo ha hecho. Políticas que han tenido especiales impactos en nuestra Comunidad prácticamente en todos los ámbitos imaginables, desde el empleo digno, los desequilibrios sociales y territoriales, los de género o envejecimiento a los importantes deterioros ambientales y contaminación; no somos ni un paraíso natural ni social.

Así, desde hace décadas muchas organizaciones y personas hemos participado en las muy diferentes y necesarias resistencias contra el progresivos deterioro de los derechos básicos como el empleo y la inclusión social, la educación o, ahora cruelmente puesto de manifiesto, en la indispensable defensa de la salud y sanidad pública asturiana. Pero no sólo, hemos comprendido progresivamente, al calor de diferentes convocatorias internacionales de movilización, la amenaza más global y definitiva que representa la situación ya real de emergencia climática, y a compartir la necesidad de una transición ecológica y social justa. Intuyendo que de alguna forma todas las crisis son expresión de un modelo, consagrado incluso constitucionalmente, un capitalismo inevitablemente austericida, patriarcal y depredador ambiental y socialmente; y que necesita paralelamente un desmantelamiento cultural y democrático. Que también la actual, ahora en algo tan básico como la vida y salud y de forma inmediata en sus posibles impactos sociales, es una manifestación de ese modelo global y también asturiano, que muestra su terrible fracaso en las muy frágiles carnes de nuestra gente y sociedad, un sistema aparentemente indestructible que se desvanece.

La salud requiere más que aplausos recursos; más recursos para investigación, prevención y atención primaria o especializada de calidad, pero también reclama otros valores, superadores de la lógica mercantilista y del negocio privado, e igualmente de otros modelos de gestión que impliquen realmente al conjunto de la sociedad y entiendan la salud como un derecho y bien común, y por cierto estrecha e inevitablemente relacionada con el equilibrio social y ambiental. Homenaje desde luego muy merecido, y del que participamos, para las muchas personas profesionales o voluntarias, fundamentalmente sanitarios pero no solo, pues están en lo más duro de esta crisis: la vida o la muerte, y que de muy diferentes formas nos cuidan. Pero digámoslo claramente, asumiendo riesgos y problemas muchos de los cuales no existirían de no ser por todos los años de recortes que volvemos a denunciar; sin duda ahora las víctimas las ponemos tod@s pero especialmente l@s más pobres de un Norte y Sur globalizado y cruelmente desiguales. En ese sentido no podemos dejar de señalar lo obsceno que resultan en estos momentos algunas posturas políticas o empresariales, las polémicas de “navaja”, por parte de quienes recortaron gasto público o votaron políticas de austeridad, de quienes defendieron y siguen defendiendo hipócritamente que su lógica y lucros particulares o corporativos nos benefician a las personas y a un planeta, paradójicamente cada vez más pequeño como se refleja en la rápida expansión de una infección vírica que nos confina masivamente en casa, si la tenemos.

Constatamos que una esperable y positiva solidaridad, creciente en nuestra sociedad ante los sufrimientos e impactos que genera esta grave crisis, no alcanza al conjunto de los mismos y sus víctimas e ignora de forma masiva en medios de comunicación e imaginario social que, como no puede ser de otra manera, estos no son ni serán nunca iguales en función de todo tipo de desigualdades entre países N-S, clases sociales y género. Así, volvemos a olvida forma casi generalizada a una buena parte de la humanidad, extrañamente en un mundo cada vez es más intercomunicado; no podemos ser ajenos a los relatos del desplazamiento forzoso de decenas de miles de migrantes guatemaltecos, hondureños o de otros países expulsados desde EEUU, retornando en condiciones insalubres y empobrecidos a sus comunidades de origen; la infame situación de poblaciones enteras en los territorios palestinos o campos de refugiad@s repartidos por todas las geografías imaginables, las favelas o poblaciones indígenas de todo el mundo.

Sigue leyendo

I Premio Alfredo Noval

Se celebraron en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón las I Jornadas de Divulgación y Defensa de la Naturaleza en Asturias; una de las actividades de las mismas ha sido la entrega del I Premio Alfredo Noval (fundador de A.N.A.) y los galardonados han sido Antonio Vázquez (fotógrafo de naturaleza), Fernando Fueyo (acuarelista de naturaleza) y A.N.A. (defensora de la naturaleza asturiana). Con las fotos tomadas por Gloria, socia de A.N.A., hemos hecho este pequeño vídeo que lleva música de David Hilowitz , y disponemos de un audio -no tiene mucha calidad porque se hizo con un móvil- que recoge las palabras que nos dedicó Tomás Díaz y el agradecimiento de nuestro presidente (gracias Mila por grabarlo).

 

Nel 1971 ñaz, col emburrión de García Dory, Alfredo Noval, Nebot, Paco Mori, etc. l’Asociación Asturiana d’Amigos de la Naturaleza, A.N.A., y en 1973 la so revista Asturnatura.

Foi de les primeres organizaciones ambientalistes y, dellos años, la única n’Asturies: Con ella entamó, por exemplu, la ornitoloxía asturiana y otres iniciatives pal estudiu y la defensa del nuestru patrimoniu natural y cultural, asina como lo que diba ser la Educación Ambiental.

Participaren en munches iniciatives y actividaes, collaborando pa torgar -por exemplu- otra papelera en Güeñu o una central nuclear n’Artéu o Ribeseya y un banzáu en Caliao, afitando tamién la proteición de los Asturcones y d’especies como l’Osu Pardu o d’espacios como Muniel.los, la ría de Villaviciosa, Somiedu o los Picos d’Europa.

Equí siguimos cásique 50 años dempués, nestos tiempos nos que la participación pública ye muncho menor o dispérsase en munchos grupos d’estremaos intereses y dimensiones.

Nestes xornaes organizaes por MAVEA y el Jardín Botánico Atlántico de Xixón, celebróse una mesa reonda’l sábadu 8 de xunu  (Día del Mediu Ambiente nel Pueblu d’Asturies, tamién en Xixón) pa falar del Movimientu ecoloxista n’Asturies. Sigue leyendo

A.N.A. con la Directiva Marco del Agua

Nuestra Asociación ha firmado el documento relacionado con la Directiva Marco del Agua, un documento que apoya la normativa europea de protección de las fuentes de agua.

Son 136 entidades las firmantes de cuyo manifiesto resaltamos:

Desde la sociedad civil tenemos claro que estas modificaciones no buscan mejorar el estado de los ríos, humedales y acuíferos europeos, ni lograr un uso sostenible del agua. Su único objetivo es conseguir extender los plazos y las vías legales para no incurrir en sanciones por incumplir la Directiva Marco del Agua por no trabajar en aplicar a tiempo la normativa europea.