Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, Parque Nacional.

El diario El Comercio publica un artículo de nuestro compañero Joaquín Arce, sobre Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

En 2018 deberán cerrarse todas las minas de carbón que todavía permanecen activas con ayudas públicas. En caso de que las empresas propietarias quieran continuar deberán devolver las ayudas recibidas en los últimos años, que estaban condicionadas a ese cierre. Para algunas personas esto puede parecer una mala noticia, por la pérdida de empleos y rentas en las comarcas mineras. Pero si lo analizamos con visión de futuro es una gran noticia y una oportunidad luminosa porque forma parte de un proceso planetario de lucha contra el cambio climático y de reforma del modelo energético hacia otro más sostenible, tecnológico y saludable. El cierre de las minas afectará de forma especial a la comarca del suroccidente asturiano: Cangas del Narcea, Tineo, Allande, Degaña e Ibias y también a las zonas vecinas del norte de León y supondrá un cambio radical en su orientación productiva.

En 2018, además, se cumple el centenario de la declaración en 1918 del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, el primero de los existentes en España. Otra buena noticia por lo que supone de consolidación de las políticas de respeto hacia nuestro entorno natural, de educación ciudadana y de mantenimiento de la biodiversidad. En este siglo de vida, el Parque Nacional, hoy llamado de los Picos de Europa tras su ampliación de 1995, ha demostrado ser un instrumento útil para la conservación medioambiental y el desarrollo económico sostenible de la comarca, pese a sus muchas carencias.

Sigue leyendo

Anuncios

El hombre que compró Muniellos

EL HOMBRE QUE COMPRÓ MUNIELLOS, este es el título de un artículo que ayer publicó La Nueva España en su edición en papel y que firma nuestro socio César Alonso Guzmán. Publicamos el texto para facilitar la lectura.

Don Juan Jesús Molina Rodríguez (Pravia, 24 de diciembre de 1917 — Madrid, 19 de enero de 2017), fue un Ingeniero Superior de Montes que desempeñó varios e importantísimos cargos para las distintas Administraciones que se sucedieron durante su vida laboral.

Fue, como se encabeza esta tardía necrológica, el hombre que gestionó la compra del monte de Muniellos para preservarlo.

Yo le conocí a través de su hermano, don Fernando, también praviano, un año más joven que él, ahora algo limitado físicamente debido a la edad, pero con una agilidad mental absolutamente plena.

Con don Fernando pasé infinidad de horas en el monte, aprendiendo, sobre todo, materia forestal, pero salpicándome también de Historia, de Ecología, de una educación exquisita y de un estoicismo admirable.

Cuando empezó a delegar sus visitas a los montes de la zona que yo atendía, comencé a llamarle de vez en cuando; al principio con la disculpa de avisarle de alguna cuestión forestal, pero luego simplemente para saber qué tal se encontraba. Sigue leyendo