Alegaciones

Alegaciones a la propuesta de desclasificación de parte de la zona de seguridad de caza nº 05 (oviedo)

LA CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO etc.

ANA comparece y manifiesta las siguientes alegaciones en relación con el asunto arriba indicado:

En primer lugar, nuestra queja por NO ENCONTRARSE -como se establecía en el BOPA- el documento en cuestión en la Oficina de Información, Iniciativas y Reclamaciones del Principado. E igualmente por no presentar dicho documento a infromación pública NINGÚN MAPA que indique la zona que se propone desclasificar, tratándose la cartografía de un elemento que consideramos indispensable para aclarar al público la propuesta.

Vista la Ley 2/89, de 6 de junio, de Caza, y el Decreto 24/91, de 7 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Caza, en los artículos en que se define y regula las ZONAS DE SEGURIDAD, además de otras normas que también desarrollan y condicionan la actividad cinegética y el uso de armas, la desclasificación propuesta resulta totalmente inadecuada e injustificada.
Todo el concejo de Uviéu/Oviedo (y otros de los centrales asturianos) se halla densamente poblado, bien en lo que la Ley de caza denomina núcleos urbanos y rurales, bien en otro tipo de asentamientos (quintanas, caserías, etc.); atravesado por infinidad de carreteras y caminos de todos los órdenes y por vías férreas; salpicado abundantemente por áreas recreativas; cruzado por el Camino de Santiago, por rutas pedestres de pequeño y gran recorrido y otras de muy variada clasificación. La Zona de Seguridad establecida hace unos años (que excluye toda actividad cinegética) responde a estas circunstancias, las cuales no han sufrido modificación alguna que justifique la desclasificación de parte de la misma; es más, muy probablemente la densidad demográfica de Uviéu, el sesgo turístico del concejo, la infinidad de actividades de todo tipo que se desarrollan en él, incluso la pretensión que esa Consejería de Medio Ambiente manifiesta con frecuencia de crear “parques periurbanos”, son hechos que ni han disminuido ni han mermado la conveniencia de crear la zona de seguridad que se estimó en su momento -y acertadamente- adecuada para el municipio. Dudando de que alguna de estas circunstancias hayan sido modificadas a la baja, desde luego la generalidad de ellas y la presente y futura orientación turística, didáctica y recreativa del área perimetral del concejo que se proyecta desclasificar, así como, obviamente, la propia seguridad de las personas, es incompatible con el riesgo -incluso de muerte- de la práctica cinegética que se permitirá, resultando curioso que precisamente se justifique la propuesta con otro riesgo, el del tráfico en relación con los jabalíes.
Por otra parte, la superficie que se propone desclasificar es insuficiente para conformar un Coto Regional de Caza, por lo que, o bien se la añade total o parcialmente a los cotos limítrofes o se transforma en un terreno libre (aprovechamiento cinegético común), circunstancia ésta totalmente indeseable y que no solucionaría la problemática asociada a la abundancia de jabalí (única justificación invocada y que tampoco la solucionaría un coto, tal y como se puede constatar en el resto de Asturias).
Si esta peregrina recalificación persigue disminuir los efectivos y daños de este suido, no es, desde luego, solución alguna; conviene más desarrollar una normativa expresa que facilite unas actuaciones más efectivas que las convencionales, tal y como proponíamos desde ANA en alegaciones y escritos anteriores sobre el tema. Si, como también cabe entender, responde a una demanda de los colectivos de cazadores y gestores de campos de golf, ha de desestimarse tajantemente: ni siquiera debiera haberse admitido (tal y como la Administración acostumbra a hacer con otros colectivos y otras iniciativas o propuestas).
Eludimos plantear una discusión sobre la riqueza cinegética y faunística de la zona afectada por entender que ésta, sea la que sea, debe supeditase a las condiciones generales de seguridad y representa un patrimonio natural en absoluto exclusivo de cazadores. Tampoco las instalaciones golfistas justifican la actuación, porque existen otras formas de evitar la incursión de los jabalíes en ellas.
No resulta nada improcedente recordar que por la zona que se pretende desclasificar al sur de Trubia, se da la presencia más próxima a la ciudad de Oso Pardo, una especie “en peligro de extinción” con la que interferiría -evidentemente- la práctica cinegética; nos referimos al límite con Santu Adrianu, cuyo Ayuntamiento -por cierto- reclama figuras de protección para su concejo que debieran ser compartidas por el ovetense.

Así pues, RECHAZAMOS la propuesta de desclasificación de las zonas del concejo ovetense declaradas DE SEGURIDAD por todo lo indicado anteriormente.
En Uviéu/Oviedo, a 14 de mayo de 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s